Cambio de clima, conflictos violentos, pobreza persistente y migración en masa - el mundo está cambiando y los beneficios de la globalización no son equitativamente compartidos.

De ello resulta que la gente se enfrenta cada día con más amenazas para su salud. Más que nunca, se necesita una Organización mundial de la Salud (OMS) fuerte, eficaz y lista para responder rápidamente.

Mis compromisos:

  • hacer de la OMS el líder incontestado sobre todas las cuestiones de salud y poner el individuo al centro de las políticas de salud
  • hacer de la OMS un centro de excelencia, en línea con los Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS)
  • mejorar las respuestas de la OMS y su rapidez en caso de epidemias y urgencias.